Principio De Prudencia Cabra Andalucía

Como ya se comentó al analizar los principios contables del marco conceptual, el principio de prudencia es un principio que, aunque pierde su categoría de superprincipio, sigue existiendo y es uno de los mas delicados de la contabilidad...

Compañías Locales

Chipres Robert Joseph
+34 954.210.060
CALL MATEOS GAGO 24
Sevilla, Andalucía
JC Guerrero Auditores S.L.
+34 954.564.864
CALL CASTELAR 7
Sevilla, Andalucía
Villanueva Infante Dolores
+34 956.405.569
CALL SAN ALEJANDRO 15
CHICLANA DE LA FRONTERA, Andalucía
Servicios Reunidos Andaluces S. A.
+34 957.473.648
CALL LINDO 2
Priego de Córdoba, Andalucía
ASESORIA TROYANO S.L.
+34 952.783.486
PLAZ SP VISTA ALEGRE PLZ S/N
San Pedro Alcantara, Andalucía
Asesoría García Fiscal Laboral Y Contable
957655804
Corredera, 41
Montilla, Andalucía
CYE Auditores Asociados S.A.
+34 952.218.819
CALL GRANADA 44
Malaga, Andalucía
Audin S.L.
+34 952.900.404
CALL RAFAELA APARICIO 5
Marbella, Andalucía
Sandoval Gomez Jose
+34 954.211.646
CALL ARJONA 18
Sevilla, Andalucía
Moreno Campillo Antonio
+34 954.531.720
AVDA EDUARDO DATO 47
Sevilla, Andalucía

Proveído Por:

Haga click aquí para leer más artículos en CEF.- Contabilidad

Como ya se comentó al analizar los principios contables del marco conceptual, el principio de prudencia es un principio que, aunque pierde su categoría de superprincipio, sigue existiendo.

Así, la norma 13.ª establece lo siguiente:

«De acuerdo con el principio de prudencia sólo se reconocerán activos por impuesto diferido en la medida en que resulte probable que la empresa disponga de ganancias fiscales futuras que permitan la aplicación de estos activos.

Siempre que se cumpla la condición anterior, se reconocerá un activo por impuesto diferido en los supuestos siguientes:

A.Por las diferencias temporarias deducibles.
B.Por el derecho a compensar, en ejercicios posteriores, las pérdidas fiscales.
C.Por las deducciones y otras ventajas fiscales no utilizadas, que queden pendientes de aplicar fiscalmente.»

Al igual que en el Plan de 1990, el PGC 07 establece en aplicación del principio de prudencia que únicamente se reconocerán aquellos activos diferidos sobre los que no existan dudas sobre su recuperación futura, pero a diferencia de la normativa actual (Resoluciones de 9 de octubre de 1997 y de 15 de marzo de 2002 del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas) no se establece cuándo se ha de considerar que no existen dudas sobre su aplicación futura y, en consecuencia, cuándo han de ser o no han de ser reconocidos por lo que seguirán siendo aplicables las citadas resoluciones.

En la fecha de cierre de cada ejercicio, la empresa reconsiderará los activos por impuesto diferido reconocidos y aquellos que no haya reconocido anteriormente.

En ese momento, la empresa dará de baja un activo reconocido anteriormente si ya no resulta probable su recuperación o registrará cualquier activo de esta naturaleza no reconocido anteriormente siempre que resulte probable que la empresa disponga de ganancias fiscales futuras en cuantía suficiente que permitan su aplicación.»

Lo establecido por el PGC 07 en cuanto a la contabilización en un ejercicio posterior de activos diferidos no contabilizados en aplicación del principio de prudencia, es exactamente igual que en el Plan de 1990, aunque sin concretar cuándo procederá efectuar dicho reconocimiento, por lo que se aplicará lo establecido anteriormente.

En cuanto a las cuentas a utilizar parece lógico suponer que serán las que con este fin eran utilizadas en el Plan de 1990:

.633 «Ajustes negativos en la imposición sobre beneficios».
.638 «Ajustes positivos en la imposición sobre beneficios».

Haga click aquí para leer más artículos en CEF.- Contabilidad