Impuesto Devengado e Impuesto Corriente Cabra Andalucía

El PGC 07 desarrolla dos cuentas (a diferencia del Plan de 1990 que únicamente desarrolla una, la 630 «Impuesto sobre beneficios»). Es la cantidad que satisface la empresa como consecuencia de las liquidaciones fiscales del Impuesto sobre Beneficio relativas a un ejercicio...

Compañías Locales

Garpi Asesores S.L.
+34 953.273.100
PASE ESTACION (LA) 10
Jaen, Andalucía
Crawford THG España S.A.
+34 952.613.299
AVDA ANDALUCIA 26
Malaga, Andalucía
Blazmar Tecnicos Tributarias S.L.
+34 955.736.399
Enmedio 12
Villaverde Rio, Andalucía
Vazquez Fernandez de Liencres Angel
+34 956.142.603
AVDA SANLUCAR S/N
JEREZ DE LA FRONTERA, Andalucía
Bufete R.Lopez Cantal Abogados S.L.
+34 958.806.161
CALL SAN JUAN DE DIOS 49
Granada, Andalucía
Asesoría García Fiscal Laboral Y Contable
957655804
Corredera, 41
Montilla, Andalucía
Leocadio Martinez Tasaciones S.L.
+34 957.643.916
CALL FERIA 43
Palma Del Rio, Andalucía
Hidalgo Navarrete Sebastian Justo
+34 957.472.816
CALL CAPITULARES 14
Priego de Córdoba, Andalucía
Lopez Lara A. y Otros Cdad
+34 957.477.727
AVDA GRAN CAPITAN (DEL) 20
Priego de Córdoba, Andalucía
Rodriguez Novez Francisco Antonio
+34 953.251.935
CALL MAESTRO CEBRIAN 1
Jaen, Andalucía

Proveído Por:

Haga click aquí para leer más artículos en CEF.- Contabilidad

El PGC 07 desarrolla dos cuentas (a diferencia del Plan de 1990 que únicamente desarrolla una, la 630 «Impuesto sobre beneficios»), que a su vez se dividen en subcuentas, que son las que procederá utilizar:

-630 Impuesto sobre beneficios 830 Impuesto sobre beneficios
-6300 Impuesto corriente 8300 Impuesto corriente
-6301 Impuesto diferido 8301 Impuesto diferido

En las definiciones contables, el PGC 07 establece que la cuenta 630 «Impuesto sobre beneficios», recogerá el importe del Impuesto sobre beneficios devengado en el ejercicio, salvo el originado con motivo de una transacción o suceso que se hubiese reconocido directamente en una partida de patrimonio neto, o a causa de una combinación de negocios.

Por el contrario, no se incluye definición alguna en relación a la cuenta 830, que se entiende habrá de ser utilizada en los casos en los que no proceda utilizar la cuenta 630.

Pasemos a continuación a analizar cuando utilizar las subcuentas de impuesto corriente y cuando las de impuesto diferido.

Impuesto corriente. Activos y pasivos por impuesto corriente

En relación con el impuesto corriente, la Norma 13.ª establece:

«Es la cantidad que satisface la empresa como consecuencia de las liquidaciones fiscales del Impuesto sobre Beneficio relativas a un ejercicio.

Las deducciones y otras ventajas fiscales en la cuota del impuesto, excluidas las retenciones y pagos a cuenta, así como las pérdidas fiscales compensables de ejercicios anteriores y aplicadas efectivamente en éste, darán lugar a un menor importe del impuesto corriente.»

De lo anterior se deduce que el impuesto corriente coincide con el importe a satisfacer aplicando la normativa fiscal; en definitiva, el impuesto corriente coincidirá con la cuota líquida del impuesto, la cual se obtiene de minorar la cuota íntegra (tipo de gravamen x base imponible) en el importe de las deducciones y cualesquiera otras ventajas fiscales a las que la empresa tenga derecho. Asimismo, se deduce de la definición anterior, en el cálculo de la cuota líquida se habrán de considerar las pérdidas fiscales compensables de ejercicios anteriores y aplicadas efectivamente en éste, las cuales minoran la base imponible del ejercicio y en consecuencia las cuotas íntegra y líquida.

«El impuesto corriente correspondiente al ejercicio, se reconocerá como un pasivo en la medida en que esté pendiente de pago.

En caso contrario, si la cantidad ya pagada, correspondiente al ejercicio presente, excediese del impuesto corriente, el exceso se reconocerá como un activo.»

«El gasto o el ingreso por impuesto corriente se corresponderán con la cancelación de las retenciones y pagos a cuenta así como con el reconocimiento de los pasivos y activos por impuesto corriente.»

De lo anterior se deduce que si en aplicación de la normativa fiscal, la cuota diferencial obtenida es positiva, es decir, a ingresar surge un pasivo corriente, mientras que si la cuota diferencial obtenida es negativa, o lo que es lo mismo, a devolver, surgirá un activo corriente.

Haga click aquí para leer más artículos en CEF.- Contabilidad