Impuesto Devengado e Impuesto Corriente Algemesí Valencia

El PGC 07 desarrolla dos cuentas (a diferencia del Plan de 1990 que únicamente desarrolla una, la 630 «Impuesto sobre beneficios»). Es la cantidad que satisface la empresa como consecuencia de las liquidaciones fiscales del Impuesto sobre Beneficio relativas a un ejercicio...

Compañías Locales

Hia Asesores Sl  
961102011
Pais Valencia 101
Torrent, Valencia
Proconta S.C.
+34 965.843.938
C MAR (LA) 69
Altea, Valencia
Garcia Hernandez Rafaela
+34 965.384.654
AVDA CHAPI 69
Elda, Valencia
Cortevall S.L.
+34 964.696.723
CALL PINTOR SOROLLA 1
VALL D'UIXO, Valencia
Mazars Auditores S. L.
+34 963.509.209
CALL COLON 1
Valencia, Valencia
Bou Garcia Vicente Javier
961720083
Pl. S. Isidro Labrador 5
Cullera, Valencia
Navarro I Marco Assessors S.L.  
962460441
Jose Vidal Canet, De 23
Carcaixent, Valencia
Palomar Cervello Jose Luis
+34 963.413.706
CALL SAN VICENTE MARTIR 184
Valencia, Valencia
Asesoria Bru S.L.
+34 962.244.764
AVGD PAU (DE LA) 26
Alcudia Crespins, Valencia
Tecea Auditores S.L.
+34 963.527.176
CALL CONDE DE SALVATIERRA 5
Valencia, Valencia
Esta Información es Proveída por
  

Proveído Por:

Haga click aquí para leer más artículos en CEF.- Contabilidad

El PGC 07 desarrolla dos cuentas (a diferencia del Plan de 1990 que únicamente desarrolla una, la 630 «Impuesto sobre beneficios»), que a su vez se dividen en subcuentas, que son las que procederá utilizar:

-630 Impuesto sobre beneficios 830 Impuesto sobre beneficios
-6300 Impuesto corriente 8300 Impuesto corriente
-6301 Impuesto diferido 8301 Impuesto diferido

En las definiciones contables, el PGC 07 establece que la cuenta 630 «Impuesto sobre beneficios», recogerá el importe del Impuesto sobre beneficios devengado en el ejercicio, salvo el originado con motivo de una transacción o suceso que se hubiese reconocido directamente en una partida de patrimonio neto, o a causa de una combinación de negocios.

Por el contrario, no se incluye definición alguna en relación a la cuenta 830, que se entiende habrá de ser utilizada en los casos en los que no proceda utilizar la cuenta 630.

Pasemos a continuación a analizar cuando utilizar las subcuentas de impuesto corriente y cuando las de impuesto diferido.

Impuesto corriente. Activos y pasivos por impuesto corriente

En relación con el impuesto corriente, la Norma 13.ª establece:

«Es la cantidad que satisface la empresa como consecuencia de las liquidaciones fiscales del Impuesto sobre Beneficio relativas a un ejercicio.

Las deducciones y otras ventajas fiscales en la cuota del impuesto, excluidas las retenciones y pagos a cuenta, así como las pérdidas fiscales compensables de ejercicios anteriores y aplicadas efectivamente en éste, darán lugar a un menor importe del impuesto corriente.»

De lo anterior se deduce que el impuesto corriente coincide con el importe a satisfacer aplicando la normativa fiscal; en definitiva, el impuesto corriente coincidirá con la cuota líquida del impuesto, la cual se obtiene de minorar la cuota íntegra (tipo de gravamen x base imponible) en el importe de las deducciones y cualesquiera otras ventajas fiscales a las que la empresa tenga derecho. Asimismo, se deduce de la definición anterior, en el cálculo de la cuota líquida se habrán de considerar las pérdidas fiscales compensables de ejercicios anteriores y aplicadas efectivamente en éste, las cuales minoran la base imponible del ejercicio y en consecuencia las cuotas íntegra y líquida.

«El impuesto corriente correspondiente al ejercicio, se reconocerá como un pasivo en la medida en que esté pendiente de pago.

En caso contrario, si la cantidad ya pagada, correspondiente al ejercicio presente, excediese del impuesto corriente, el exceso se reconocerá como un activo.»

«El gasto o el ingreso por impuesto corriente se corresponderán con la cancelación de las retenciones y pagos a cuenta así como con el reconocimiento de los pasivos y activos por impuesto corriente.»

De lo anterior se deduce que si en aplicación de la normativa fiscal, la cuota diferencial obtenida es positiva, es decir, a ingresar surge un pasivo corriente, mientras que si la cuota diferencial obtenida es negativa, o lo que es lo mismo, a devolver, surgirá un activo corriente.

Haga click aquí para leer más artículos en CEF.- Contabilidad