El Fondo De Comercio Positivo Y Negativo Cambrils Cataluña

una vez identificados los activos y pasivos que cumplen las condiciones de reconocimiento y establecido su valor razonable (o el que corresponda en virtud de alguna de las reglas especiales de valoración), se halla la diferencia entre el coste de la combinación y el valor neto de los activos y pasivos adquiridos...

Compañías Locales

Compta Clar Cambrils S.L.
977364833
Av. Independència, 21.
Cambrils, Cataluña
M. Y P. Administración Dempreses S.L.
977311938
Av. Prat de la Riba, 33.
Reus, Cataluña
Exclusivas Gersemi S.L.
977014070
Cels Gomis i Mestre, 7
Reus, Cataluña
Felix Javier Gonzalez S.L.  
977213458
Estanislau Figueres (D') 36
Tarragona, Cataluña
Virgili Cardona Juan Manuel
977381502
Major 15
Salou, Cataluña
IB ASESORIA
977757311
Pg. Misericordia, 12.
Tarragona, Cataluña
Juana Franco Mico
977793637
Balears, 29.
Cambrils, Cataluña
Isaac Sanroma I Associats
977342431
Raval Santa Anna, 43
Reus, Cataluña
Ayneto Magarolas Lluis
977231200
Estanislau Figueres (D') 9
Tarragona, Cataluña
Advocats  
977331432
Valls (De) 
Reus, Cataluña
Esta Información es Proveída por
  

Proveído Por:

Haga click aquí para leer más artículos en CEF.- Contabilidad

Si la diferencia resulta positiva, se contabiliza como «fondo de comercio» en el activo del balance.
Si resulta negativa, se reconoce inmediatamente como ingreso dentro del resultado de explotación (norma de elaboración 7.ª, apartado 6).
Aunque este último supuesto se considera «excepcional», la norma no incorpora la obligación establecida en el párrafo 56 de la NIIF 3, que obliga a una revisión previa de la identificación y valoración de los activos, pasivos y pasivos contingentes del negocio adquirido, y del coste de la combinación.

La contabilidad del fondo de comercio positivo sufre cambios muy significativos y de sobra comentados, como consecuencia de la sustitución de la amortización sistemática de este activo por la prueba anual de deterioro. En esquema, y prescindiendo de los ajustes retroactivos que pudieran resultar de la corrección de un error contable tras la conclusión del período de contabilización provisional, el valor del fondo de comercio en balances posteriores a la fecha de combinación se obtiene así:

Valor inicial
± Ajustes registrados durante el período de contabilización provisional (incluyendo ajustes en contraprestaciones contingentes)
– Pérdidas por deterioro de valor
– Ajustes por reconocimiento posterior de activos fiscales adquiridos en la combinación
= Valor en libros del fondo de comercio

Todo ello con carácter general. A ello hay que añadir las reglas especiales que se aplican al fondo de comercio que forma parte de un grupo de enajenación que se clasifica como mantenido para la venta, por cumplir las condiciones señaladas en la norma 7.ª y de las que no nos ocupamos por razones de espacio. Las rectificaciones practicadas durante el período de contabilización provisional se tratan en el apartado siguiente. Abordaremos ahora el tratamiento de los otros dos de forma breve, puesto que se trata de problemas cubiertos por otras normas.

Una vez determinado el valor inicial del fondo de comercio (sin perjuicio de los ajustes que procedan durante el plazo de contabilización provisional), la entidad debe determinar qué unidades generadoras de efectivo se benefician de las sinergias de la combinación, y distribuir entre ellas el fondo de comercio pagado. La norma 6.ª se inspira de nuevo en el criterio internacional 21 y exige que dichas unidades se sometan al menos anualmente a la prueba de deterioro de valor descrita en la norma 2.2, comparando el valor en libros de dicha unidad con su valor recuperable, que es el mayor entre:

Su valor razonable neto de costes de venta.
Su valor en uso, que se define en el Marco como «el valor actual de los flujos de efectivo futuros esperados, a través de su utilización en el curso normal del negocio, teniendo en cuenta su estado actual y actualizados a un tipo de descuento adecuado, ajustado por los riesgos específicos del activo que no hayan ajustado las estimaciones de flujos de efectivo futuros».

La entidad adquirente aplica las reglas generales de la norma 13.ª al reconocimiento y valoración de los activos fiscales adquiridos en la fecha de la combinación. Ello incluye las reglas de prudencia que impiden la contabilización de los activos por impuesto diferido y créditos por pérdidas a compensar cuando existen dudas razonables sobre su recuperación futura en la fecha de la combinación, lo que da lugar, eventualmente, a un incremento del fondo de comercio (o una reducción de la ganancia de combinación). La propia norma 13.ª obliga a reconsiderar, al menos en cada cierre, el reconocimiento de los activos omitidos por aplicación de la regla anterior (lo mismo que la baja en cuentas de los que fueron efectivamente contabilizados). Cuando dicha evaluación dé lugar al afloramiento de un activo fiscal previamente omitido, la entidad adquirente:

Reconoce un ingreso por impuesto.
Reduce, con cargo a gastos, el importe del fondo de comercio hasta el importe que hubiera sido contabilizado si se hubiese reconocido dicho activo en la fecha de adquisición 22.
Revela en la Memoria los hechos y circunstancias que amparan el reconocimiento de tal activo.

Haga click aquí para leer más artículos en CEF.- Contabilidad