Custodia de Menores

La custodia de nuestros hijos, es un tema difícil, y a menudo, uno de los que despierta más pasiones, durante un divorcio. Hay muchas opciones, en lo que a custodia de menores se refiere, a menudo, si los padres están de acuerdo, pueden elegir cómo se divide la custodia dentro de los parámetros de la ley de custodia de menores. En el caso de no estar de acuerdo, los tribunales la custodia de menores, utilizar la ley para hacer los arreglos necesario, que velen por los intereses del niño.


1. Lo que todo padre debe saber acerca de la custodia de menores

Los padres más a menudo se enfrentan con decisiones de la custodia de los hijos cuando la separación o divorcio. Si bien cada estado las leyes relativas a la custodia de los hijos difieren, e incluso dentro de un estado puede haber algunas variaciones, usted debe saber que la mayoría de los del estado permiten a los padres a tomar la decisión, si son capaces de llegar a un acuerdo amistoso. Nadie sabe de sus hijos o lo que es mejor para ellos la forma de hacer, a fin de hacer un acuerdo de custodia de los hijos en su propia voluntad probable proporcionar el mejor resultado para sus hijos durante este momento difícil.

Los padres pueden acceder a una variedad de recursos al intentar llegar a un acuerdo de custodia, por su propia cuenta. En muchos estados, la ley custodia de los hijos permite una mediación entre los padres. Muchos estados exigen, además, clases de paternidad, para los padres que se divorcian. Un mediador puede ser una excelente opción para ayudarle a llegar a un acuerdo justo y razonable acerca de la custodia de sus hijos. SU abogado, puede ser un recurso útil de información, acerca de las leyes de custodia en su estado, y determinar, si esta es aplicable a su situación individual. Si los padres, son incapaces de llegar a un acuerdo, los tribunales estatales, se encargaran de decidir en esta materia, utilizando la ley estatal de custodia de menores, para proteger los intereses de sus hijos. Aunque las cortes, siempre tratan de proteger a los menores, resolver esta situación en una corte, no es lo más adecuado.

2. El divorcio y la custodia de los niños

Llegar a un acuerdo por la custodia de los hijos, es una de las partes más difíciles de cualquier divorcio. Aunque los niños no deben usarse nunca como un arma en un divorcio, por desgracia, a menudo lo son. La forma en que se decide la custodia de sus hijos, dependerá principalmente, de las leyes de su estado, en esta materia particular. Al divorciarse, aprender acerca de las leyes de custodia de su estado, es vital, especialmente si ambos padres no pueden ponerse de acuerdo sobre la custodia de sus hijos. Incluso, si ambos están trabajando juntos para lograr un acuerdo de custodia, deben revisar las leyes, para cerciorarse, de que sus acuerdos, están dentro del marco de la ley.

Al determinar la custodia de sus hijos, usted debe considerar la edad de los niños, quien ha sido la persona que más los ha cuidado, y los horarios de trabajo de los padres. Si los niños tienen edad para opinar, sus preferencias e ideas, también deben tenerse en cuenta. Además, es importante, y normalmente considerado en la ley, es que ambos padres, deben tener un amplio acceso a los niños. Si estos vivirán principalmente, en la casa de uno de los padres, se debe garantizar al otro padre, acceso a sus hijos.

3. Decisión de la custodia de los niños

La ley de custodia de menores, se esfuerza al determinar la custodia de los niños, procurando siempre, tener como prioridad los intereses de estos, sin embargo los detalles en la custodia de menores, difiere substancialmente de un estado a otro. Algunos estados, poseen políticas muy tradicionales acerca de la custodia de menores, en estos, a la madre se le asigna la custodia principal, y al padre se le permiten las visitas. Otros estados consideran, que los padres pueden tener la misma aptitud, para conservar la custodia permanente. En algunos estados, se establece la “custodia compartida” en estos casos, el padre y la madre comparten la custodia, algunos días de la semana, o una semana cada uno. Esto puede ser ideal, especialmente con los niños mayores, y si los padres viven cerca, el uno del otro. La mayoría de los estados permiten a los padres a tomar estas decisiones, siempre y cuando, puedan trabajar juntos de manera amistosa para formular un plan que se ajuste a la ley de custodia en su estado.

Si el tribunal tiene que determinar la custodia de los hijos mediante el uso de la ley de custodia de menores, habrá ciertos procedimientos, que la corte exigirá, habrá entrevistas con los niños, visitas a su hogar, e incluso evaluaciones psiquiátricas para asegurar que los niños estarán en buenas manos. Incluso, el tribunal, podrá asignarle a sus hijos, un custodio legal, para vele por los intereses de ellos, durante todo el proceso en la corte. Este proceso es difícil para los padres y los niños, es por esto, que lo más ideal, es tomar esta decisión, de forma rápida y amistosa con su ex-cónyuge, a fin de llegar a un acuerdo aceptable con respecto a la custodia de sus hijos.

4. Custodia Legal

En muchos estados, la custodia, se distingue entre dos categorías. La primera es la custodia legal. Cuando se tiene la custodia legal, esto significa que se tiene el derecho y la obligación de tomar las decisiones en relación a la educación, la religión y la atención médica del niño. En muchos casos, se otorga la custodia legal conjunta a ambos padres, aun cuando uno de los padres tiene la custodia física del niño. La custodia legal independiente, también e una opción, pero normalmente sólo es concedido si el otro padre es abusivo o no apto.

Es beneficioso, tanto para los padres, como para los niños, el mantener una comunicación amistosa, si se le ha otorgado la custodia conjunta. Si bien esto puede ser difícil, la custodia conjunta, exige lidiar con la crianza de sus hijos como un equipo. Si usted, es incapaz de mantener este tipo de comunicación, no pasará mucho tiempo, para que vuelva al tribunal a discutir la custodia de sus hijos. Si bien los castigos o sanciones son poco probables, esto puede ser caro y embarazoso. Si usted no puede hacer frente a la custodia legal conjunta en una manera civilizada, puede ser conveniente tomar en consideración, los servicios de mediación familiar o asistir a terapia familiar, esto para crear un ambiente de cooperación, a como la ley de custodia pretende hacerlo.

5. Custodia física

Cuando, se posee la custodia física, esto significa que uno de los padres tiene derecho a que el niño viva en su casa. La ley de custodia de menores, expresa, que la custodia física, puede ser otorgada de forma conjunta o independiente. En el caso de que se tenga la custodia física independiente, esto no necesariamente significa, que también tendrá la custodia legal independiente. La mayoría de las veces, se otorga custodia física independiente a uno de los padres, custodia legal a ambos, y el derecho de visitas al padre que no goza de la custodia física. Si bien los horarios de visita pueden variar dependiendo de la distancia entre los padres, el calendario típico es un fin de semana de por medio, alternando los principales días festivos, y varias semanas durante el verano.

Si a usted se le otorga la custodia física independiente de sus hijos, es posible, que también tenga que lidiar con el asunto de la pensión de manutención, si bien esta pensión no es un factor muy importante, cuando existe una custodia conjunta, por lo general es un asunto de mucha seriedad, cuando se otorga la custodia independiente a uno de los padres. Si bien esto, como todos los aspectos de la custodia de menores, es mejor resolverlo de manera amistosa y dentro de la familia, el estado y la ley, tienen los medios necesarios, para hacer efectivo el pago de la pensión. Cabe señalar, que el pago o la falta de pago de la pensión, no afecta los acuerdos jurídicos hechos en la corte con respecto a los derechos de custodia o de visita.

6. Custodia compartida o conjunta

Si bien, la custodia legal conjunta, es un acuerdo muy común, no es así el caso en el caso de la custodia física. En el caso de custodia física compartida, los niños, deben pasar su tiempo, en cantidades iguales de tiempo, en la casa de ambos padres, este tipo de acuerdo, tiene sus ventajas y desventajas, y requiere, que ambos padres, tengan una relación relativamente amistosa.

La custodia física, conjunta rara vez es otorgada como parte de una decisión de custodia en una corta. Esto a menudo, es resultado de la negociación entre ambos padres. Si ambos padres, presentan esta decisión ante una corte, la ley de todos los estados, lo acepta como una decisión valida. Para llegar a este tipo de acuerdo, los padres no solo necesitan llevarse bien, si no también vivir relativamente cerca el uno del otro. Los estudios han demostrado que la custodia compartida, es especialmente difícil para los niños pequeños, pero puede ser muy beneficiosa para los mayores. Algunos padres que optan por la custodia compartida determinan que los niños pasan semanas en un hogar y luego el mismo periodo de tiempo en el otro, aunque otros padres, optan por periodos de tiempos más cortos.

Teniendo en cuenta la necesidad de altos niveles comunicación en la custodia física compartida, las leyes de custodia de la mayoría de los estados, no utilizan esta decisión con mucha frecuencia. Como padres, si desea optar por esta decisión, es necesario que usted exprese sus exigencias, al hacer las negociaciones de su divorcio así como de la custodia de sus hijos

7. La custodia y el derecho de visitas

Cuando la custodia exclusiva es asignada, al padre que no se le asigna la custodia, se le permite el derecho de hacer visitas, por lo general estas visitas son cada dos semanas, alternando cada feriado y varias semanas durante el verano. Algunos derechos de visita adicionales, pueden ser concedidos por la corte. Pero tenga claro, que el régimen de visita tiene sus propios restos y dificultades para ambos padres. Especialmente para crear un régimen de visitas amistoso y funcional, especialmente, si se requiere viajar cierta distancia para estas visitas.

Al padre, que se le otorga el derecho de visita, debe hacer uso de este derecho tanto como le sea posible, esto no es solo beneficioso para su relación con sus hijos, si no que también ayuda a mejorar su imagen en la corte, si en algún momento usted o su ex cónyuge, desean hacer cambios en el los acuerdos de custodia a como es permitido por la ley. Si bien es tentador, el prohibir las visitas si no le han hecho el pago de su pensión de manutención, esto no esta permitido por la ley, y es muy perjudicial para los niños.

8. ¿Cómo hacer cambios en los acuerdo de custodia?

Puede llegar algún momento, en el que usted desee cambiar sus acuerdos de custodia. Esto es permitido por ley la custodia de menores, pero puede requerir una visita a los tribunales. Consulte a su abogado o mediador, para obtener información relativa a estos cambios en su estado. Ellos pueden darle los detalles, acerca de la ley de custodia de menores en su estado y su situación especifica. Además, si ambos padres están de acuerdo en un cambio en la custodia de sus hijos, normalmente es bastante fácil de formalizar un nuevo acuerdo en la corte.

Generalmente se requiere el uso de los tribunales, si usted solicita un cambio en el acuerdo de custodia en el que no hay consentimiento de ambos padres. Tal vez usted tenga algo que refutar, acerca de las capacidades de su ex cónyuge, o quizás usted desee tener custodia compartida, en lugar de hacer visitas. En estos casos, se harán las evaluaciones pertinentes del caso, y la corte tomará una decisión, que vele por el bien de su hijo. Otra razón por la que puede ir a la corte, a discutir sus acuerdos de custodia, pude se acerca de la distancia a la que un padre puede mudarse del otro, ya que recuerde que en algunos acuerdos de custodia, se requiere que ambos padres, vivan a una distancia relativamente corta.

Como todo acuerdo concerniente a nuestros hijos, la mejor forma de solucionar estos acuerdos, es haciéndolo de la forma más amistosa posibles.

9. La custodia, y la pensión de manutención infantil

La ley de custodia de menores, también contempla, los impactos de la pensión de manutención infantil. Esta pensión, es pagada por uno de los padres al otro, para ayudar a pagar los gastos de la crianza de los niños. Si bien lo que tradicionalmente se piensa, es que los padres, deben de pagar esta pensión a las madres, esta es pagada al padre, que tenga la custodia física del niño de manera independiente. El pago de la pensión, pude ser mucho más complejo en el caso de la custodia compartida, pero esta se debe de pagar, especialmente en los casos, de que exista un diferencia sustancial en el ingreso de los padres.

Es importante señalar que la pensión alimenticia es un problema importante en muchas parejas que se divorcian. Si su ex cónyuge no paga por al pensión, en la fecha que debe, usted puede recurrir a la agencia estatal de pago de pensiones de manutención. Ellos pueden ser capaces de hacer ciertos procedimientos, que le ayuden a recibir la pensión para su hijo. Si usted es el padre, que debe pagar por la pensión de manutención infantil, recuerde que este dinero va a alimentar y vestir a sus hijos, y es absolutamente necesario para la atención diaria de ellos. La ley de custodia infantil, tiene como objetivo principal, el garantizar una situación idónea para su hijo, y en esta se incluye, el apoyo financiero por parte del padre que no posee la custodia, y esto pede ser ordenado por una corte de justicia.

Vale recordar, que el pago de la pensión alimenticia, no afecta a los acuerdos hechos en la corte mediante la ley la custodia de menores, es decir que las visitas y los acuerdos de custodia, se mantienen vigentes, aun que se falle en el pago de la pensión.
Artículos Similares
- Ingredientes Saboteadores del Amor
El amor no basta para asegurar una vida juntos llena de felicidad. Continúe leyendo y conozca los demás ingredientes que aseguran una vida matrimonial llena de felicidad...
- ¿Cómo Proteger a los Niños de los Peligros de Internet?
- Los Derechos del Niño