Arrancar y Gestionar tu Negocio Freelance Colmenar Viejo Madrid

En un interesante artículo de Mashable nos recuerdan de nuevo que menos es más también a la hora de arrancar y de gestionar un proyecto o negocio. Cuando empiezas, sueles ser más pequeño que la competencia...

Compañías Locales

RAY & BERNDTSON S.A.
913080516
almagro, 36. madrid
MADRID, Madrid
ILIADA CONSULTING S.L.
916346060
iliada, 12.
MAJADAHONDA, Madrid
QNR
916343427
av. españa, 127.
LAS ROZAS MADRID, Madrid
ISOMAB CONSULTORES S.L.
913510651
san juan de la cruz, 2.
POZUELO DE ALARCON, Madrid
SIHARA CONSULTORES ASOCIADOS S.L.
916529949
p.º europa antigua ctra. burgos, 5.
SAN SEBASTIAN DE LOS REYES, Madrid
TEACEGOS S.A.
912705000
c fray bernardino sahagún 24
MADRID, Madrid
JAMER CONSULTING S.L.
918473092
musgo, 8.
COLMENAR VIEJO, Madrid
TEC MEDIA SERVICIOS Y CONSULTORIA S.L.
916795327
jilguero, 2.
MAJADAHONDA, Madrid
EFIPSA FORMACIONY CONSULTORIA S.L.
916375560
andrés segovia, 3.
LAS ROZAS MADRID, Madrid
ALL ABOUT BUSINESS S.L.
916236292
av. fuente de san isidro, 20
SAN SEBASTIAN DE LOS REYES, Madrid

Proveído Por:

Tienes menos recursos, menos dinero, y el tiempo no te alcanza para hacer todas las cosas que tienes que hacer. Esto, que en principio puede parecer una limitación, puede convertirse en una ventaja si juegas tus bazas con inteligencia. La fórmula es muy sencilla: concéntrate en lo esencial, haz menos y sé mejor que los demás en un campo muy concreto, mantente siempre ligero y apuesta por la simplicidad.

Concéntrate en lo esencial

Puede que las grandes empresas, como Google, Apple o Microsoft, sean capaces de tener muchos frentes abiertos al mismo tiempo. Pero los autónomos y las empresas que comienzan no pueden permitirse ese lujo. En lugar de hacer muchas cosas, piensa en esa cosa concreta que eres capaz de hacer extraordinariamente bien, mejor que nadie.

Un ejemplo que nos toca muy de cerca: sin duda existen muchos blogs sobre economía y empresa pero, ¿cuántos de ellos se centran exclusivamente en las necesidades de los freelance? No son tantos. Por eso, precisamente, hemos creado este espacio. La lectura es clara: si te centras en una sola cosa, puedes alcanzar el éxito utilizando muy pocos recursos. Intenta hacer muchas cosas a la vez y fracasarás.

Para concentrarte en lo que verdaderamente resulta esencial, plantéate las siguientes preguntas:

¿Qué es lo que mejor haces? ¿Puedes hacerlo mejor que cualquier otra persona?
¿Qué es lo que nadie está haciendo bien en este preciso instante?
¿Cómo puedes concentrar el enfoque de los productos o servicios que ofreces?
¿Cómo puedes subir el nivel de lo que haces de “bueno” a “extraordinario”?

Haz menos

Las empresas grandes y medianas cuentan con plantillas amplias, lo cual significa que pueden dedicar mucho tiempo a hacer las cosas. En cambio, tú tienes un millón de cosas que hacer y muy poco tiempo disponible, de forma que si intentas hacer todas las tareas, no conseguirás completar ninguna de ellas. Por eso, tienes que aprender a ser más efectivo: concéntrate en unas pocas tareas y proyectos. Elige los proyectos que más aportarán a tu negocio, en vez de intentar hacer todos.

Todos los días, elige las tres tareas más importantes, y concéntrate en ellas. Cualquier otra tarea que consigas completar durante el día, considérala un añadido. Conviértete en una especie de francotirador: céntrate en un objetivo o tarea cada vez, complétalo, y sólo entonces, comienza una nueva tarea o proyecto. Ir uno por uno, paso a paso, es un método increíblemente efectivo.

Algunos trucos que te ayudarán a centrarte en las tareas que más aportan a tu negocio:

Pregúntate: ¿cuál es el proyecto que tendrá un mayor impacto en mis beneficios futuros? Céntrate en ese proyecto.

Todos los días, elige las 3 tareas más importantes y complétalas antes de empezar cualquier otra cosa.

Al menos una de las 3 tareas que elijas debe hacer avanzar ese proyecto de alto impacto.

Delega las tareas de bajo impacto que quedan por realizar. Concéntrate exclusivamente en las de alto impacto.

Mantente ligero

Muchos negocios fracasan durante su primer año simplemente porque no son capaces de generar suficiente dinero para mantener su estructura. Pero si casi no tienes estructura, entonces unos pequeños ingresos pueden ser suficientes para conseguir beneficios o, al menos, para que tu negocio pueda sobrevivir durante el primer año.

Mantente ligero. Contrata al menor número de personas posible: gente que sea inteligente, competente, con talento y ambición. Y, sobre todo, que sean personas que realmente “hacen” las cosas, para que la contratación merezca la pena. Incrementa la plantilla muy poco a poco.

Reduce todos los costes: trabaja desde casa para ahorrarte el coste de una oficina, y mantente conectado a tu equipo mediante las herramientas de colaboración online. Así, el gasto será mínimo, y casi cualquier cosa que consigas constituirá un beneficio.

Algunos consejos para permanecer ligero:

Reduce la publicidad a cero. A cambio, utiliza las posibilidades de los blogs y las redes sociales para llevar a cabo un marketing de guerrilla.

Haz networking con otros usuarios, especialmente con aquellos blogs y sitios webs que se encuentran dentro de tu sector o nicho de mercado.

No te endeudes. La estructura puede acabar con tu negocio. No gastes si puedes evitarlo; tampoco gastes si no tienes el dinero.
Reduce los procesos, la burocracia, el papeleo, las reuniones sin sentido.

Reduce también el número de procesos y tareas que gestionas en el “mundo real”, y sustitúyelas por herramientas y aplicaciones online.
En el diseño, apuesta por la simplicidad

Tus usuarios y clientes agradecen el orden y la claridad: si metes demasiadas cosas en un sitio web, éste acabará convertido en una pésima experiencia de uso. Las cosas simples te ayudan a vender. Piensa en la estética minimalista de Apple, o en el interfaz de Google, sencillo y eficaz. Funcionan. Son diseños sencillos, útiles y atractivos. Identifica qué es lo esencial de tu interfaz, y prescinde de todo lo demás. Algunos trucos:

No utilices anuncios, pop-ups y alertas intrusivas, y tampoco abuses de las animaciones Flash.

El espacio en blanco es bueno. Deja mucho espacio alrededor de los elementos para que el interfaz se vea ordenado y claro.

Mejor con pocos botones y enlaces: piensa en el iPod de Apple. Cuanto más sencillo, más atractivo.

Haga click aquí para leer más artículos de Blog del Freelance